Hace ya unos cuantos años, desde Apple lanzaron los iPhone 6 y iPhone 6 Plus, dos dispositivos que, si bien ahora mismo no dan mucho sobre lo que hablar. Sin embargo, lo cierto es que unos meses después de que salieran al mercado, apareció un fallo que se hizo bastante popular entre estos dispositivos, especialmente con el iPhone 6 Plus, y es que si los usuarios ejercían fuerza sobre los extremos de sus dispositivos, era posible llegar a doblarlos, dañando el aluminio del cuerpo. YouTube se llenó de vídeos con gente “destrozando” sus dispositivos y hoy, varios años después, hemos visto una pequeña evolución en el proceso.

Al parecer, Lucy Koh, que es la jueza que está tratando la demanda hacia Apple por el tema de las pantallas, ha descubierto una serie de documentos internos que se crearon antes del lanzamiento de los dispositivos, en los que entre otras cosas, se dice que el iPhone 6 tenía 3,3 veces más de probabilidades de que el dispositivo se doblase con respecto al modelo anterior, mientras que el iPhone 6 Plus, su hermano mayor, tenía 7,2 veces más de probabilidades, algo ya más importante.

Así que, en el juicio por la demanda, desde Apple se encerraban en que se trataba realmente de un problema causado por los usuarios de los dispositivos. Sin embargo, con todas estas investigaciones, tal vez ya no sea tanto un problema de los usuarios, sino más de Apple, y habrá que ver cómo acaba todo…

En Wanerd | Apple comienza la producción de los chip A12 de 7 nanómetros

24/5/2018 a las 23:09 UTC

 

Archivado en Apple, iPhone, Noticias, Rumores.

 

Más artículos