vivo NEX S

Está claro que los “todo pantalla” han llegado para quedarse. Solo hay que echar un vistazo al catálogo de smartphone actual que en su amplia mayoría, tanto en la gama media como alta para darse cuenta de que muchísimos dispositivos cuentan con un frontal de pantalla de 75% en adelante.

Todo esto empezó en China con un tal Sharp Aquos S1, que pasó sin pena ni gloria, pero de ahí empezó está ola que popularizó la reconocida marca Xiaomi cuando presentó un dispositivo que nos dejó a más de uno con la boca abierta, el flamante Mi MIX. Este fue el que hizo que las marcas tradicionales empezaran a trabajar en diseños “Full Display”, como el Samsung Galaxy Note Edge y más adelante en diseños más apurados con él, para unos amados y otros odiados, notch, que popularizó el iPhone X y siguió la tendencia OnePlus, Xiaomi, Huawei… entre otros.

Sharp Aquos S1
Sharp Aquos S1

Pero ahora ha llegado el momento que muchos esperaban, la desaparición de notch y la posibilidad de hacer verdaderos “todo pantalla” (más del 90% del frontal) con el lector de huellas incluida en la misma. Esto que algunos solo imaginaban nos lo han hecho realidad dos marcas del continente asiático: vivo y OPPO.

Estas marcas se han tirado a la piscina y han hecho algo nuevo en un ejercicio de ingenio quitando todos los sensores que suele haber en un notch, colocándolos en un sistema de cámara retráctil implementado de dos formas diferentes en cada caso.

La solución que nos ha presentado vivo con su NEX S se trata de una pastillita cuadrada que emerge del canto superior albergando en ella el sensor dedicado a los selfie. Aunque es una gran idea tengo mis dudas de si es la mejor opción, ya que parece un mecanismo frágil y rudimentario que tiene pinta de averiarse fácilmente, aunque hay casos en los que no. No obstante, es de alabar que algún fabricante pruebe algo nuevo y a un precio comedido (595€ al cambio directo).

vivo NEX S
vivo NEX S (91.24% de ratio de pantalla)

Y siguiendo la estela que dejó vivo, al poco tiempo OPPO ha querido darle una vuelta de tuerca más, optando por un módulo deslizante similar. Pero este mecanismo va más allá, ya que si ves el OPPO Find X, podrás notar un diseño totalmente limpio tanto por delante como por detrás en donde solo encontramos el logo de la marca, ya que oculta ambas cámaras dicho modulo bajo el chasis. Esta alternativa al NEX me parece más acertada, ya que se ve un sistema mejor implementado y estéticamente hablando más bonito, aunque no digo que esté exento de averías ya que es un módulo mecánico.

OPPO Find X
OPPO Find X (93.8% de ratio de pantalla)

Siempre hacer algo nuevo es arriesgado, pero es digno de admiración ver marcas que intentan hacer algo diferente en el mercado a pesar del éxito que puedan tener, ya que precisamente no son dispositivos baratos (999€ el OPPO Find X), o simplemente no saldrán del continente asiático de manera oficial (el vivo NEX S). Más temprano que tarde veremos si esta idea cuaja en el mercado y si Samsung, Huawei y demás firmas “grandes” hacen su versión de esta misma, hasta que llegue la tecnología suficiente para poner todos los sensores bajo pantalla.

OPPO Find X y vivo NEX S presumiendo de cámara
OPPO Find X (izquierda) y vivo NEX S (derecha)

Y tú, ¿Ves buena opción lo que nos presenta Vivo y OPPO? ¿Por dónde crees que irá el camino de los “todo pantalla? ¿Se verá reñido con la ergonomía?

Escrito por

18/7/2018 a las 12:00 UTC